Marketing Intelligence

Marketing Intelligence: inteligencia de mercado

Una barrera principal a la hora de entender la ciencia tan amplia que es el marketing es, precisamente, su extensión. Otra de ellas — relacionada a la primera — sería, de hecho, la también vastamente amplia terminología que se usa para referirse a cada uno de sus campos de acción. Y es que cuando los conceptos aparentan conllevar ciertas dosis de complejidad, se crea este distanciamiento natural entre el usuario y, en este caso, la ciencia artística (o el arte científico) que es el marketing. El concepto de «Marketing Intelligence» es un ejemplo de ello, así como también un concepto clave del marketing del siglo XXI.

Primer acercamiento al Marketing Intelligence

El concepto de «Marketing Intelligence» puede resultar un tanto abstracto y difícil de delimitar. Algunos afirman que es una metodología de trabajo mientras que otros dicen que lo que define es más bien una filosofía que fundamenta a cada negocio en particular — y al negocio del marketing en general. Pero para fines prácticos:

¿Qué es Marketing Intelligence?

Marketing Intelligence es una metodología del marketing consistente en el proceso de recolección y análisis de los datos referentes a una marca, negocio, servicio o producto.

Dentro de este proceso, pues, han de ser incluidas todas las herramientas así como todas las estrategias diseñadas para realizar cualesquiera tipos de investigaciones siempre y cuando éstas estén orientadas hacia el usuario de nuestro negocio.

Por tanto, el objetivo principal del «Marketing Intelligence» es evaluar al usuario en los diferentes aspectos de su comportamiento en relación a mi marca, como por ejemplo  pueden ser sus hábitos de búsqueda (en motores de búsqueda, redes sociales, en nuestros establecimientos físicos…), de consumo, de gasto, de inversión, de consulta…

Si eres un emprendedor, deberías considerar implementar las herramientas y estrategias propias de esta disciplina que es el «Marketing Intelligence» desde el verdadero principio de tus actividades empresariales; esto es, desde el primer momento en que comienzas a pensar en «levantar un negocio». Y es que ése diagnóstico del mercado que puede fundamentarse en las técnicas propias del «Marketing Intelligence» te proporcionará una cantidad de datos increíble que te ayudará en la labor de tomar las mejores decisiones posibles en relación a la marcha de tu negocio y a su aspecto probablemente más importante: la construcción de relaciones. Y es que:

¿En qué negocio estás?

No importa en qué tipo de negocio estés, estás en el negocio de establecer y mantener relaciones.

Las herramientas de la «Inteligencia de Mercados»

Así, las herramientas y estrategias de la metodología «Marketing Intelligence» te proveerá de muchos de los datos necesarios para que puedas tomar las mejores decisiones en relación a la marcha de tu negocio. De hecho, para algunos especialistas el «Marketing intelligence» debería ser el primer paso de todos los demás pasos que tomes en consecución del levantamiento, establecimiento o desarrollo de tu negocio.

Y es que, por supuesto, los negocios ya maduros y sólidamente conformados también pueden implementar el «Marketing Intelligence» para diseñar sus estrategias de crecimiento, expansión y desarrollo. Gracias, por tanto, a toda la información que provee una metodología como ésta, la potenciación de las ganancias e incluso la corrección a la hora de invertir son actividades que resultan mucho más fáciles de llevar a cabo y que arrojan mucho mejores resultados. Y la importancia del «Marketing Intelligence» no acaba ahí, sino que verdaderamente se extiende a todas las áreas de una empresa.

Los pilares de la «Inteligencia de Mercados»

Parte de las técnicas de optimización que el «Marketing Intelligence» trae consigo es, precisamente, el diseño de los planes adecuados de investigación para cada área del negocio. Se trata de diseños de estudios en profundidad; una profundidad que tiene lugar al poner en común diversas investigaciones de menor tamaño y que dan como resultado esa «gran investigación» con la que se puede bosquejar el panorama general de una empresa, marca, producto o servicios.

Así, para poder abarcar todo el panorama que abarca los procesos relativos al «Marketing Intelligence», esta metodología se sostiene sobre 4 pilares principales; a saber:

  • Competitor Intelligence
  • Product intelligence
  • Market Understanding
  • Customer understanding

Es decir:

  • Inteligencia sobre los competidores
  • Intelligence sobre los productos (o los servicios)
  • Comprensión sobre el mercado
  • Comprensión sobre el cliente

Los pilares del Marketing Intelligence: Competitor Intelligence

La «Competitor Intelligence» tiene como función determinar el potencial de tus competidores. Por supuesto que los métodos de recolección de información al respecto de la competencia deben estar dentro del marco de la legalidad vigente. Con estos análisis se pueden determinar las fortalezas y debilidades del la competencia, lo que está haciendo bien y lo que está haciendo mal (para reinterpretar lo primero y evitar lo segundo), los nichos y otras oportunidades de mercados que la competencia está dejando desatendidos, etc.

Los pilares del Marketing Intelligence: Product Intelligence

La «Product Intelligence» se centra en la recopilación de información acerca de los productos o servicios que se ofrecen: qué tipo de interacciones tienen con ellos nuestros usuarios, qué tipo de percepción tiene al respecto la competencia, hasta qué punto se trata del mejor producto o servicio que nuestra compañía podría ofertar, etc. Con esta información nos podemos generar una idea clara acerca de las fortalezas a a aprovechar y de las debilidades a corregir, ayudando a determinar también cuál es la audiencia ideal para ellos y cuáles de sus valores serán los mejores atributos que destacar acerca de ellos.

Los pilares del Marketing Intelligence: Market Understanding

El «Market Understanding» estudia ese mercado en el que, precisamente, se dan cita los proveedores, sus usuarios, los productos o servicios de los primeros… y la competencia generada entre toda la oferta existente relativa a un producto o servicio. En definitiva, el «Market Understanding» estudia la implicación de un producto o servicios en función del mercado al que éste atiende y de las diferentes variables del público que lo consume.

En este caso, además, se estudian la afectación de las ubicaciones geográficas en las que nuestro producto o servicio está siendo comercializado o el tipo de locales — y la configuración de éstos así como la configuración de nuestra oferta dentro de dichos locales — así como incluso las estrategias publicitarias más y menos efectivas que se están llevando a cabo — y que podrían llevarse a cabo — al respecto de la comunicación de tales productos o servicios así como también los aspectos más prácticos, efectivos y eficientes de distribución. Al entender el comportamiento y estudiar los resultados que un producto o servicio arroja dentro de un mercado, nos resultará mucho más sencillo — y resultará de una forma mucho más eficaz — continuar adaptando dicho producto o servicio — y, por supuesto, sus características — dentro de dicho mercado.

Los pilares del Marketing Intelligence: Customer Understanding

Por último, el «Customer Understanding» persigue la comprensión absoluta del comportamiento del cliente en relación a nuestra marca, nuestra compañía, nuestro producto o nuestro servicio, permitiéndonos así analizar las necesidades, los deseos y las preferencias de nuestros usuarios. Cuando se puede diseñar un producto o servicio enfocándose en la información recolectada del análisis de qué es lo que provoca mayor satisfacción en nuestros usuarios se parte con una infinita ventaja. Recordemos que en el siglo XXI:

¿Cuál es uno de los mayores activos de los que puede disponer un negocio?

La información es uno de los mayores activos de los que puede disponer cualquier negocio.

¿Marketing Intelligence o Big Data?

Y, precisamente, hablando de la dificultosa terminología del marketing a día de hoy, «Marketing Intelligence» y «Big Data» son dos conceptos que a menudo se confunden y entremezclan, ya que a pesar de ostentas patentes diferencias no dejan de tener una muy estrecha relación.

Pero es importante mantener los términos bien diferenciados para evitar confusiones.

A nivel teórico, «Marketing Intelligence» y «Big Data» pueden parecer dos ámbitos verdaderamente similares, pues ambos se centran en la recolección y el análisis de los datos arrojados por diferentes investigaciones que tienen lugar al analizar, como hemos visto, compañía, mercado, producto, usuarios…

Las diferencias entre Marketing Intelligence y Big Data

No obstante, las diferencias se ponen de manifiesto cuando ambas metodologías se llevan a la práctica. Así, mientras que en el «Marketing Intelligence» se maneja un tipo de investigación que parte de grupos de datos reducidos, el «Big Data» — como su nombre indica — sólo  funciona a partir de la extracción de grandes cantidades de información.

Esto, por obvio, hace del «Marketing Intelligence» una metodología que promete mejores resultados a emprendedores así como a cualesquiera otros tipos de negocios que, precisamente, no tengan el suficiente tiempo, la suficiente posibilidad de inversión, el suficiente público o las suficientes herramientas de medición desarrolladas — o la suficiente eficacia de éstas — para obtener los datos necesarios al respecto de los cuales reflexionar y reaccionar.

En ese sentido, el «Marketing Intelligence» se vale de cualquier tipo de fuente de información que pueda ser efectiva y representativa, así se trate de fuentes de información puramente cualitativas como lo pueda ser la prensa y la parte no estadística del comportamiento del usuario en redes sociales. La perspectiva que ofrece el «Big Data» en cambio es más similar a estrategias de análisis tradicionales basadas en cifras, ya que la mayor parte del insumo utilizado a la hora del análisis cuando a «Big Data» nos referimos es de índole cuantitativa (estadísticas).

Por tanto, son, en cualquier caso, «Marketing intelligence» y «Big Data» metodologías complementarias que, de hecho, son aún más útiles cuando se ponen en común.

¿Qué ofrece el Marketing Intelligence?

Al internarse en el amplio universo marketing, muchos dudarán ante la vasta inmensidad de este arte científico o de esta ciencia artística, como muchos la consideran. Así, habrá usuarios que quieran dar un paso atrás al respecto de todo lo que el marketing tiene para ofrecerles a ellos y a sus negocios. Se trata de temores centrados, por obvio, en ese amplio desconocimiento que hay de las capacidades del marketing como herramienta. Temores que, de tener claro los beneficios que el marketing y sus diferentes herramientas — como en este caso el «Marketing Intelligence», es imposible darle la espalda.

En Aglaya Marketing queremos fortalecer la creencia que los empresarios — emprendedores o ya maduros y establecidos — tienen en el marketing y en sus diferentes herramientas metodológicas. Entendemos que, a veces, la verdadera innovación necesita algo así como un «empujoncito». Y es por eso que, para que nada te frene a ti ni a tu negocio, ponemos a tu servicio la metodología «Marketing Intelligence» sin costos añadidos en cada uno de los procesos que podemos llevar a cabo para mejorar la marcha de tu negocio sin importar cuál sea su tamaño.

Igualmente, te ofrecemos la implementación del servicio de «Big Data» a tu marca, compañía o a cualesquiera de los servicios y productos que forman parte de tu oferta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.